Poesía y Vino. El Sommelier

Poesía y Vino. El Sommelier

Tantos poemas dedicados al vino! como el exquisito Oda al Vino de Neruda. Otros a sus profesionales; poesías al Sommelier son fáciles de encontrar; enólogos, viticultores, etc han recibido de estas caricias a los oidos y al alma. Son tan numerosos los protagonistas de esa bella obra que sería casi interminable su nombramiento.

Pero al observar el bonito y esmerado ciclo que se cierra con el placer de disfrutar de un buen vino, se encuentra al Sommelier poniendo el toque mágico, el respeto, la elegancia, la guía, como quien venera algo divino.

Así brotaron estas más que merecidas líneas, dedicadas a todos aquellos que, por profesión o pasión, ejercen la divertida y consagrada aventura de el Sommelier.

Poesías al sommelier

El Sommelier

Autor: Elier Fonseca Hernández

Apasionado
Dichoso
Engrandecido
Así se siente el Sommelier
Entre las redes del vino

Delicadeza
Cuidado
Y suave mimo
Va derramando a diario
Sobre ese elixir divino

Pone tanto empeño
En cuidar de las botellas
Porque sabe que hay en ellas
Lindos acordes de vino

Va muy orondo, orgulloso
De la pasión que lo envuelve
Disfrutando hacer feliz
A cada rey, sus clientes

Y el sentir de cada paso
De su sonriente andar
Es garantía y confianza
De una experiencia sin par

Y es que él sabe de vinos
De platos y de terroir
Y sabe recomendar
El maridaje perfecto
Para convertir en versos
El sentir del paladar

Aunque mucho puede escribirse inspirado en ese profesional inprescindible, espero que estas cortas líneas hayan sido de su agrado. Siempre estaremos en deuda con los amantes del vino por su alto merecimiento, por su pasión, es por eso que nos continuarán sorprendiendo las musas del vino.

Comentarios